EN LAS GATERAS PARA LARGAR

 Por Germán Boiso

Han sido dos largos meses para la gente del turf. Nuestra actividad no pudo escapar a la situación que se vive por la pandemia de Covid-19 y que dejó a todos los deportes suspendidos en nuestro país desde el 14 de marzo.

El turf será el primero en volver, gracias a que por sus características es donde es menos complejo establecer un protocolo en el cual se puedan evitar contagios y correr de manera segura. Tras correrse por última vez el 13 de marzo, los actores del turf fueron apoyados con diferentes partidas económicas para sobrellevar la difícil situación al tiempo que se mantenía el entrenamiento de los caballos.

Tras negociaciones, este martes se firmó finalmente el protocolo sanitario que permitirá el retorno de la actividad. Si bien aún no nos llegó el mismo, lo principal pasa por el testeo a todos los jockeys y a la mayoría de los actores hípicos que formen parte de las reuniones. Además las carreras deberán realizarse en un principio durante el día y no podrán ser más de diez por reunión.

Son varias las interrogantes, una de ellas es donde se reacomodarán los clásicos que quedaron postergados durante estos dos meses. Otra es cuándo regresará el Sint, por ahora no lo hará, ya que controlar el acceso en los hipódromos del interior es mucho más complejo. En cuanto al pago de los cientos de tests de Covid-19 que serán necesarios, los mismos se financiaran a través de la retención del 5% del premio correspondiente a cada marcador rentado.

Para el primer fin de semana de carreras se llamaron 16 carreras en Maroñas de las que seguramente saldrán 19 cotejos ya que se esperan múltiples anotaciones. El clásico América será lo principal.

En tanto Las Piedras cuenta con un llamado de 10 carreras en la que los cuatro clásicos del 18 de mayo se destacan, entre ellos por supuesto, el Gran Premio Batalla de Las Piedras (G3), prueba más importante de todo el año en esta pista.

Como es obvio, las reuniones se harán sin público y la cantidad de gente que podrá entrar será muy limitada. Las apuestas se recibirán tanto por vía telefónica como por la web.

Esta es la nueva normalidad para el turf, costará acostumbrarse y ojalá vayamos evolucionando a partir de este inicio. Pero más allá de las dificultades de este nuevo panorama, retornar es una gran y muy necesaria noticia.

De hecho, esta puede ser una gran oportunidad para el turf, será por un tiempo el único deporte en el país y habría que aprovechar la chance para atraer nuevos fanáticos.

Todas las noticias del turf, leélas en burreros.com