Nacional: El grito de un dirigente molestó a Gallardo, quien luego tuvo un gran gesto

El Gran Parque Central fue testigo de diferentes hechos este jueves, además del histórico 6-2 de River Plate sobre Nacional que habla por sí solo. El recibimiento con pirotecnia desde las afueras del Gran Parque Central y la euforia de los pocos dirigentes presentes en la tribuna José María Delgado hacían soñar en la remontada, pero nada más alejado de la realidad.

Del otro lado era todo calma. La escueta delegación del conjunto argentino vivió el encuentro con la tranquilidad de los que se saben ganadores, y mucho más aún después de la expulsión de Sergio Rochet en el minuto 17. Posteriormente, los goles casi no se celebraron fuera del campo, más allá de que dentro del mismo los jugadores festejaron casi todas las conquistas y respetaron al rival de la mejor manera posible; jugando al 100%.

En un pasaje del segundo tiempo, cuando el Bolso no la pasaba bien, un alto directivo tricolor rompió el silencio de la calurosa noche montevideana con un grito que mezclaba un pedido de clemencia con amenaza. “¡Aflojen, Gallardo! Sino alguno no va a jugar contra Palmeiras”, se oyó decir a uno de los dirigentes más importantes del club. Al Muñeco no le gustó nada. Se dio vuelta, miró hacia el sector de donde llegó la exclamación y observó callado. Nadie más gritó.

El entrenador millonario no festejó los goles y tampoco se mostró muy efusivo después de terminado el partido. De hecho, una vez finalizado entró a la cancha a saludar uno por uno a los futbolistas de Nacional, quienes siguieron luchando con sus armas hasta el final y sin desbordes emocionales que se tradujeran en faltas descalificadoras.

Gallardo había dirigido por última vez en el Gran Parque Central el 3 de junio de 2011, cuando derrotó a Liverpool 4-3 con dos goles de Richard Porta y los restantes de Maximiliano Calzada y Matías Cabrera. Con ese triunfo pudo asegurar la Tabla Anual de aquel Campeonato Uruguayo 2010/11 que terminó ganando ante Defensor Sporting.