Afectaciones a raíz de los eventos meteorológicos ocurridos en las últimas horas

Imágenes de Barrancas, Rocha (publicadas por la Nueva Radio Lascano)

Durante la vigencia de las alertas meteorológicas de nivel naranja emitidas por Inumet y de acuerdo a las previsiones, se produjeron tormentas fuertes y lluvias intensas en gran parte del territorio nacional, que provocaron algunas afectaciones. Hasta el momento hay dos rutas nacionales cortadas, 1800 clientes sin suministro de energía y 80 personas autoevacuadas.
Evolución del evento
A las 21:50 hs. del lunes 22 de junio, el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) emitió una alerta de nivel naranja por tormentas y lluvias, que empezaba a regir en ese mismo momento y abarcaba a Canelones, Flores, Florida, Maldonado, Montevideo y San José, y parte de los departamentos de Colonia, Durazno, Lavalleja, Paysandú, Río Negro, Rocha, Soriano, Tacuarembó y Treinta y Tres. Conforme el fenómeno meteorológico se fue desplazando en el territorio, Meteorología fue realizando sucesivas actualizaciones de la alerta.
De acuerdo a los datos de las estaciones meteorológicas los máximos volúmenes de precipitaciones tuvieron lugar en los departamentos de Lavalleja, Canelones y Durazno.
Principales afectaciones
Durante la vigencia de la alerta naranja se registraron fuertes vientos que provocaron daños menores en distintos puntos del país.
Autoridades de UTE informaron que al mediodía de hoy permanecían 1800 clientes sin suministro de energía.
De acuerdo a la información proporcionada por los Centros Coordinadores de Emergencias Departamentales (Cecoed), los departamentos que resultaron más afectados fueron Canelones y Montevideo.
Según la información proporcionada por el SIREC: Sistema Integrado de Respuesta a la Emergencia de Canelones, sobre el mediodía se habían recibido 50 solicitudes, 44 de ellas se deben a problemas de inundación vinculadas al drenaje. La mayoría de ellas corresponden a Ciudad de la Costa (15), a La Paz (10), a Las Piedras (6) y a Salinas (4).
En el caso de Montevideo se registraron árboles y ramas caídas y hay aproximadamente 80 personas autoevacuadas.