Barrilete Còsmico

El presidente de la AUF durante la dictadura militar e integrante de la Armada, capitán Yamandú Flangini, dijo que en aquellos años Víctor Hugo Morales le presentó una carpeta con informaciones sobre otros periodistas.
“Determinadas personas no me interesan. Él me presentó a mí una carpeta con todas las denuncias sobre sus colegas y todo lo demás, que yo la tiré porque a mí no me interesaba. Él creyó que yo era integrante del Esmaco (Estado Mayor Conjunto) o algo por el estilo. Yo nunca fui integrante de ningún Esmaco”, dijo Flangini a radio Sport.
Flangini presidió la AUF entre 1979 y 1981. El Esmaco era el órgano de conducción política de la dictadura militar, decisivo en todas las resoluciones del régimen.

El militar retirado dijo que la carpeta que presentó Víctor Hugo contenía “datos sobre colegas de él”.
“No sé qué pretendía. Yo no la leí, porque no me interesó”, dijo en un momento de la entrevista, aunque luego sostuvo que sí la leyó.
“Me mandó decir que me mandaba una carpeta con información sobre el periodismo deportivo. Y yo no le contesté. La mandó igual. Yo la tuve la carpeta, sí la leí, sé lo que decía pero no lo voy a decir. Porque no me interesa, esas cosas son cosas de él, si quería que fuera al Esmaco”, concluyó Flangini en la entrevista que le realizaron los periodistas Sergio Gorzy, Nelson “Bambino” Etchegoyen y Sebastián Giovanelli.
En 2012 el libro “Relato oculto” de Luciano Álvarez y Leonardo Haberkorn describió las relaciones cercanas de Víctor Hugo con mandos militares durante la dictadura.
Morales era asiduo visitante de varias unidades militares donde hacía deportes y participaba de fiestas y reuniones sociales, además de mantener estrechos vínculos amistosos con varios oficiales del Ejército.
Morales presentó una demanda penal contra los autores, pero el día de la audiencia no se presentó en el juzgado y el caso se cerró sin méritos.