¿Basura espacial o meteorito?

 

No se sabe si se desintegró al ingresar a la atmósfera o si tocó tierra, pero los expertos creen que, dada la magnitud del evento, habría restos y habrían caído en la zona de Aceguá

Se reportó un “bólido” en la frontera noreste de Uruguay con Brasil @NestorSantayana

Entre las 11:40 y las 12:00 de Uruguay se reportó un “bólido” en la frontera noreste de este país con Brasil, según informó el jefe de pronósticos de Inumet y meteorólogo Néstor Santayana.

Próximo al mediodía de Uruguay se vio en el cielo el destello de un bólido al norte de Cerro Largo. Muchas personas reportan que tocó tierra y hubo temblor (oficialmente aún no confirmado). El sensor del GLM (Satélite Goes-16) pudo captar el momento”, compartió por Twitter Néstor Santayana.

Más tarde agregó: “Por error de paralaje del satélite, en el caso que precipitara, pudo haber ocurrido en el sur de Brasil. A esperar confirmación si se trata de un meteorito o basura espacial”.

No se sabe si se deshizo al ingresar a la atmósfera o si tocó tierra, pero los expertos creen que, dada la magnitud del evento, habría restos y habrían caído en la zona de Aceguá.

“Dada la magnitud del evento, es muy posible que parte del meteoroide no se haya desintegrado totalmente en el pasaje por la atmósfera; y algunos fragmentos, que llamamos meteoritos, pudieran llegar a la superficie”, indicó Tancredi en un informe.

Geostationary Lightning Mapper, un instrumento que se utiliza en el monitoreo de rayos, capturó el ingreso del objeto espacial. “Para que el satélite haya capturado la roca espacial y haya producido un ruido sónico y un resplandor a plena luz del día, es probable que el bólido fuera grande”, aseguró la empresa meteorológica brasileña Metsul a Telemundo.

Según Metsul, el bólido llegó a explotar en la zona fronteriza entre Uruguay y Brasil, lo que lo que convertiría en meteorito.

El fuerte estruendo escuchado por la población y del que se habló mucho en redes sociales se habría producido al ingresar el bólido a una velocidad superior a la velocidad del sonido. Esto genera una onda de choque que se oye unos minutos después.

En un reporte emitido por Tancredi se señala que “el meteoroide ingresa a la atmósfera a una velocidad superior a los 11 km/s (~ 40.000 km/h), lo que produce por fricción con el aire una alta temperatura, que lleva a que el material rocoso del objeto se desintegre pasando a gas, y por fluorescencia, adquiera gran luminosidad”.