Científicos uruguayos y franceses investigan los mecanismos de expansión del cáncer

Colaboración saludable

Investigadores del Institut Pasteur de Montevideo y de  la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República avanzan en un estudio conjunto con colegas del Institut National de la Santé et de la Recherche Médicale, de Francia.

El trabajo se centra en la proteína p53, que juega un rol destacado en la regulación de la multiplicación celular.

A lo largo de la vida, las células del organismo nacen, se multiplican, envejecen y mueren. Cada célula tiene un «freno» que regula su multiplicación, sin el cual aquellas que funcionan mal o tienen daños se pueden expandir sin control, lo que suele ocurrir en el cáncer,explican los autores del estudio

Los frenos están regulados por genes, que contienen información para producir proteínas, que luego le indican a la célula cuándo activar o detener la multiplicación. Cuando estas proteínas funcionan mal -por ejemplo, por una mutación- las células no saben frenar.

Los científicos uruguayos y franceses estudian una proteína clave en el proceso: la p53, que presenta mutaciones en más de la mitad de los pacientes con cáncer.

“Una de las características del cáncer es el crecimiento de las células que tienen daños, y que se acumulan formando un tumor”, explica Ignacio López, investigador de la Facultad de Ciencias, Udelar y del Institut Pasteur de Montevideo, en un video divulgado por esta última institución.

“¿Cómo sabe la célula cuándo tiene que multiplicarse o frenar? Ahí es donde intervienen nuestros genes”, añade.

“Nos interesa analizar esta proteína porque se ha observado que más de la mitad d ellos pacientes con cáncer presenta mutaciones en ella, lo que explica en parte el desarrollo de la enfermedad, agrega en el mismo video Irene Larghero, investigadora de la Facultad de Ciencias.

“En nuestra investigación no trabajamos con pacientes, sino con la proteína en sí misma, usando herramientas y conocimientos de disciplinas como la bioquímica a y la biología celular”, subraya la científica.

“Conocer más cómo funciona la p53 podría genera información útil para ayudarla en su trabajo, evitar la multiplicación células enfermas y, por ende, contribuir a combatir el cáncer”, concluye.

Fuente: Montevideo Portal