Clases presenciales vuelven de forma voluntaria en tres etapas desde el 1° de junio

El presidente Luis Lacalle Pou convocó a una conferencia de prensa en la noche de este jueves para realizar anuncios relativos al retorno de las clases presenciales, interrumpidas por la emergencia sanitaria decretada por la llegada a Uruguay del COVID-19.
“En el mes de junio se va a retornar a la educación. A fin de junio van a estar cursando sus clases de manera presencial”, comentó el presidente, quien agregó que esto se hará en tres etapas y será “voluntario”.
Estas tres etapas comenzarán el 1° de junio, el 15 de junio y el 29 de junio.
La primera etapa de habilitación será el 1° de junio. Ese día “se extiende el reinicio de la educación rural presencial a todo el país y a todas las modalidades, incluyendo la educación media”, de acuerdo a un documento divulgado este jueves por el gobierno. Además, “reabren las escuelas que atienden a estudiantes de particular vulnerabilidad educativa y social, en todo el país excepto en Montevideo y el área metropolitana”. En tercer lugar, “se habilita la apertura de las escuelas de educación especial en todo el país, lo que será instrumentado paulatinamente atendiendo las características de cada centro”. En la misma línea, se reabre “el último año de educación media superior (bachillerato) de secundaria y UTU, excepto Montevideo y área metropolitana”.
En esta primera etapa, en el caso de la educación primaria, la reapertura será en las escuelas rurales y Canelones. También estarán habilitadas las escuelas Aprender y de tiempo completo, “excepto las ubicadas en Montevideo y el área metropolitana (Las Piedras, Progreso, La Paz, Joaquín Suárez, Toledo, Pando, Barros Blancos, Empalme Olmos, Ciudad de la Costa y franja costera de Canelones).
“Nos dicen que podemos dar este paso prudente respecto a la apertura del resto de los sistemas educativos”, dijo el presidente en relación al trabajo de los científicos que asesoran al gobierno.
Lacalle Pou comentó qué aspectos fueron claves para tomar esta decisión del retorno de las clases: el hisopado en la educación rural, que resultó en cero caso positivo, y el reinicio en la actividad de la construcción, que también tuvo exámenes negativos.
Bajar las exigencias “es pan hoy y hambre para mañana”, dijo Lacalle Pou, motivo por el cual no está en los planes del gobierno.
La “clave” del retorno de las distintas actividades será el “uso responsable” de la libertad de los ciudadanos, agregó el presidente.