Colegios privados pidieron reducción de distancia entre alumnos y aumentar presencialidad

Representantes de los colegios privados se reunieron este martes con las autoridades de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Son varios los puntos que preocupan a los colegios privados, especialmente los protocolos de presencialidad y cómo iniciar el año académico lo más pertrechados posibles.

¿Cómo será el año lectivo 2021? ¿Qué cambios podrían introducirse a las modalidades de trabajo? Sobre los planteos hechos a la ANEP, el periodista Emiliano Cotelo, conductor de En Perspectiva en Radiomundo, dialogó este miércoles con el presidente de la Asociación de Institutos de Educación Privada (AIDEP), Juan Carlos Noya.

Noya enumeró los cuatro planteos más importantes que le realizaron a la ANEP. En primer lugar, solicitaron la extensión del horario de presencialidad en secundaria: «Hoy hay un límite de seis horas. Para muchas instituciones con propuesta muy amplia, las seis horas son una limitante».

El entrevistado contó que «la mayoría» de los colegios resolvió tener actividades presenciales por la mañana y virtuales en la tarde, «pero hay actividades que por su naturaleza la virtualidad no la ayuda».

En este sentido, se pidió que se extienda a ocho horas: «Para muchas instituciones esto permitiría cumplir con el doble horario».

«Tenemos la experiencia del año pasado. En las instituciones educativas no hubo brotes. Los adolescentes que tuvimos con casos fueron de contagios externos a la institución. Nosotros somos celosos en el cumplimiento, hace que el ambiente educativo sea un ambiente seguro. Por eso pedimos la extensión del horario», expresó.

El segundo tema que solicitaron es la reducción del distanciamiento físico. A propósito, Noya dijo que «hay pruebas» de países donde se ha bajado el distanciamiento físico de 1,5 metros a 1 metro en secundaria (en primaria ya está hecho).

«Es también una limitante de infraestructura para muchos colegios. No sé si a un metro, pero bajar algo, de repente 20 centímetros. Parece poco, pero puede significar tener un grupo entero en un salón o tener que usar dos salones», dijo, y recordó que el uso de tapaboca es obligatorio.

Burbujas por clase

El tercer tema es la actualización del protocolo de presencialidad: «El protocolo del Codicen para el año pasado cuando volvimos a la presencialidad era muy bueno, pero entendemos que este año habría que actualizarlo».

Una de las cosas que se quiere agregar por parte de los colegios es el concepto de burbuja, tratar de «extremar las burbujas» dentro de las instituciones. «Lo que nos están pidiendo que hagamos a nivel familiar, limitar los contactos fuera de la burbuja, trasladarlo al plano educativo», argumentó.

«La idea es que la interacción entre los grupos dentro del colegio sea la menor posible. Ejemplo: hay un caso en primero 1, si los recreos están compartidos, vamos a tener que mandar a todo el turno para la casa porque no sabemos con quién estuvo el chico de primero 1. La idea es que primero 1 tenga su recreo, su espacio, o por lo menos solo los primeros. Para limitar el efecto de tener un caso dentro del colegio», expresó.

Sobre este tema, Noya dijo que desde la ANEP se dijo que ya se estaba haciendo una actualización del protocolo y que «llegará pronto», lo que consideró una «buena noticia».

Obligatoriedad

El cuarto punto es la solicitud de volver a la obligatoriedad de asistir, que se había vuelto a sacar en las últimas semanas del año lectivo ante el aumento de contagios de coronavirus.

Noya contó que en la educación privada significa solo un 5% más de asistencia, dado que hay una alta presencialidad, que estimó en un 90% sin obligatoriedad.

La cuestión, explicó, es que si hay 20 alumnos en un colegio que no van a clase porque no es obligatorio, «hay que planificar que hacer con esos 20 alumnos», lo que aumenta la carga de trabajo para el personal docente.

Noya aseguró que desde el Codicen se está «muy interesado» en aplicar «algunos» de los puntos planteados y que se han hecho planteos a nivel del MSP. Además, los colegios ya plantearon una solicitud de entrevista con el MSP para insistir en el tema.

¿Vacunación? incluídos

Según contó Noya, las autoridades de ANEP les dieron la certeza de que los trabajadores de la educación privada están incluidos en el cronograma de vacunación.

«Es para todos los funcionarios que están en contacto con niños y adolescentes, personal docente y no docente. Quedamos en colaborar desde las asociaciones para armar una base de datos para acelerar y centralizar la información», dijo.

Comienzo de clases

El entrevistado contó que «muchas» instituciones empezarán en febrero, aunque «no necesariamente» por la pandemia.

«Muchas empiezan en febrero desde que se decretó una semana de vacaciones en julio en Primaria. Como en Primaria se exigen 180 días de cumplimiento de clases, muchas instituciones empiezan antes para poder dar dos semanas de vacaciones en julio que desde lo sanitario es importante», contó.

Además, dijo que este año «varias instituciones se han sumado por un tema de nivelación».

Situación económica

Noya aseguró que dentro de la Aidep no hay colegios que hayan cerrado sus puertas.

«Indudablemente hay situaciones de colegios en los que la situación económica es muy complicada. Es un equilibrio muy complejo el tema de las cuotas escolares que pueden abonar las familias en una situación de crisis económica y la dependencia absoluta de las cuotas para mantener los presupuestos de las instituciones. Hay instituciones en ese tenso equilibrio», relató.