Este es el carnero “fisicoculturista” que batió récord de precio: casi 500.000 dólares

Se llama Double Diamond y en la última subasta de Scottish National Texel en Escocia, acaparó las miradas y las conversaciones. Allí se convirtió en el ejemplar ovino más caro del mundo, al ser adjudicado por nada menos que 490.000 dólares.

La subasta de ovejas de Texel comenzó con una oferta por diez mil guineas, una moneda antigua que, aunque ya no está en circulación, pero que todavía se utiliza en las subastas en Escocia en la actualidad. La puja terminó cuando el animal alcanzó el valor de 350 guineas, el equivalente a 490.000 dólares. Y podría haber llegado más alto, si no fuera porque los dueños de tres haciendas de ovejas llegaron a un acuerdo para comprarlo juntas y repartirse sus servicios.

«Esto es como cualquier otro negocio: carreras de caballos o subastas de ganado», explicó al periódico The Guardia Jeff Aiken, quien hizo la oferta más alta. «De vez en cuando aparece algo especial y en este caso fue un carnero muy especial. Todos querían tener su parte».

Pero, ¿qué tienen de especial estas ovejas? La raza Texel tiene su origen en los Países Bajos, en la pequeña isla de Texel, y es una de las más buscadas por los amantes de la carne de cordero. Sus especímenes se venden generalmente en decenas de miles de dólares. Pero esta subasta se ha vuelto particularmente intensa, ya que Double Diamond es tan musculoso y genéticamente perfecto que todos los participantes querían llevárselo para inseminar a sus ovejas, explicó Jeff Aiken, quien se unió a otros dos criadores locales para ganar la puja por el valioso carnero, de sólo seis meses de edad.

«Fue más desesperante que emocionante», dijo el comprador. «Sabíamos que era algo realmente especial, respaldado por la mejor genética. Había alrededor de siete u ocho personas que realmente lo querían y eso fue lo que llevó al precio final», explicó.