Gobierno de Rocha demolerá 150 casas construidas en forma irregular

 

La cabaña tenía una de las mejores vistas del atardecer de Uruguay. Y había sido construida en una zona prohibida. La demolición se hizo frente al dueño de la vivienda y su familia. El propietario no se opuso a la medida decretada por la Justicia. La demanda había sido presentada por la intendencia en el año 2013.
El hombre, que estacionó una moderna camioneta frente a la cabaña, según dijeron las fuentes, pidió a los trabajadores de la intendencia que sacaran con cuidado todos los ventanales y la tirantería. Luego solicitó que el camión municipal trasladara, como favor, estas cosas a otro lugar. Los jerarcas de la intendencia se negaron. El dueño dijo que, entonces, se lo llevaría él mismo.
La Intendencia de Rocha tramitó ante la Justicia la demolición de unas 150 casas construidas en lugares públicos o en forma irregular en terrenos privados. “Esos expedientes están muy avanzados”, dijo el director de los Servicios Jurídicos de la comuna rochense, Humberto Alfaro.
Desde que asumió el 27 de noviembre de 2020, el intendente de Rocha, Alejo Umpiérrez advirtió que iba a llevar adelante una política de ordenamiento territorial tendiente a regularizar la situación de centenares de edificaciones y padrones ubicados en la costa del departamento.
Estudios realizados por la comuna rochense constataron construcciones clandestinas en orillas de la Laguna Garzón y en zonas prohibidas de la costa. Algunas de esas construcciones están a metros del agua y otras en lugares públicos como plazas y calles.
Los relevamientos también constataron edificaciones sin permisos municipales en terrenos privados. A partir de ahí, la Intendencia de Rocha intimó a propietarios a regularizar sus situaciones y luego inició expedientes judiciales para demoler esas construcciones y dejar los predios parquisados.
Las demoliciones de viviendas irregularidades continuarán en la próxima semana en el balneario Aguas Dulces. En esa ocasión serán derribadas tres casas que fueron construidas en forma irregular en espacios públicos, según dijo el director Alfaro. “Esas viviendas no tenían permisos de construcción otorgados por la Intendencia de Rocha. Por eso se demolerán”, explicó.
Alfaro indicó que las demoliciones son producto de un “intenso trabajo” en los juzgados civiles de Rocha para “mover los expedientes” relacionados con construcciones irregulares.
En enero del próximo año también se demolerán casas construidas en Chuy.
El 30 de agosto pasado la Junta Departamental de Rocha aprobó una ordenanza sobre la necesidad de solicitar permisos de construcción antes de comenzar a levantar una vivienda. La norma establece criterios específicos para la instalación de contenedores.
Alfaro dijo que en las últimas semanas propietarios de inmuebles con edificaciones irregulares se acercaron al Departamento de Arquitectura de la intendencia con el propósito de regularizar sus situaciones y evitar elevadas multas y posteriores demoliciones.
Por aquellas casas que los inspectores constatan que fueron levantadas sin permiso municipal, la comuna les cobra a sus dueños una multa por edificación inapropiada. Dicha sanción representa el 50% del monto de la contribución inmobiliaria y es acumulativa. Es decir, el dueño del inmueble deberá pagar todos los años la multa hasta que regularice.