INAC entregó más de 268 toneladas de carne al sistema de comedores en 17 departamentos

Los integrantes del Instituto Nacional de Carnes (INAC) aportaron durante 40 semanas unas 268 toneladas de carne, que representa más de 43,5 millones de pesos en alimentos, para atender la demanda incrementada de 59 comedores atendidos por el Instituto Nacional de Alimentación (INDA) ubicados en 17 departamentos. INAC evaluará si esta iniciativa se prorroga en 2021.
En conferencia de prensa vía remota, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, el ministro de Desarrollo Social, Pablo Bartol, el presidente de Instituto Nacional de Carnes, Fernando Mattos y el director de INDA, Ignacio Elgue presentaron un informe sobre el Plan de Abastecimiento de carnes en comedores de INDA, en contexto de pandemia. (Ver conferencia en enlace al pie y video institucional) En este sentido, más de 268.000 kilogramos de carnes serán entregados hasta febrero de 2021 como resultado principal del proyecto que desde el mes de abril se ha implementado para apoyar a los comedores del Instituto Nacional de Alimentación (INDA).

Al inicio del intercambio, Mattos expresó que mes a mes se remiten todas las planillas de rendición de cuentas al MGAP para mantener la transparencia. Agradeció además, la solidaridad de todos los uruguayos y a los equipos de coordinación de INAC y demás instituciones por su valioso esfuerzo.
La Junta de INAC resolvió con fecha 4 de mayo de 2020, impulsar este plan de apoyo a INDA, mediante el aprovisionamiento de carnes de origen nacional a través del Sistema Nacional de Comedores, atendiendo la demanda incremental de distribución de alimentos, ante la emergencia nacional por Covid-19. Al respecto, el director de INDA puntualizó que al inicio de la pandemia se pasó de atender una población de 8000 beneficiarios a 25.000.
Además, se debió gestionar la entrega de viandas en zonas donde no se brindaba el servicio del INDA. Elgue destacó y agradeció la ayuda recibida por los productores, el INAC y el MGAP que permitió una rápida respuesta ante tan exigente situación.

Esta iniciativa contó con la ratificación del Poder Ejecutivo, a través de resolución firmada por el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, de fecha 29 de julio de 2020, en la que encomienda al INAC “de acuerdo a la voluntad manifiesta de la Junta del Instituto Nacional de Carnes”, la adquisición de carnes y derivados por hasta un monto de $ 43:500.000, para los comedores del Instituto Nacional de Alimentación.
Este apoyo fue posteriormente extendido a diversos batallones del Ministerio de Defensa Nacional en el interior del país, posibilitando el acceso a un mayor número de usuarios que el Ejército atendió, recibiendo víveres, cocinando y distribuyendo. El promedio de usuarios mensuales de los comedores alcanzó a las 17.000 personas. Y en total, sumando los beneficiarios del Ejército, el proyecto logró apoyar con soluciones alimentarias a 18.841 personas.

Cabe destacar que toda la operativa supuso un gran esfuerzo de coordinación y logístico en la distribución, llegando a más de 50 puntos a lo largo y ancho del país, insumiendo un costo de transporte en entregas semanales durante ocho meses.
El Proceso Uno de los primeros procesos se cumplió con la donación de gallinas ponedoras al fin de su ciclo productivo por parte del sector privado avícola. Entre el 16 de abril y el 28 de agosto, a partir de una iniciativa del Sector Avícola, y mediante la coordinación de INDA e INAC , se donaron más de 50.400 kilogramos de carne de gallina, entregados en la casi totalidad en los departamentos del interior del país, completando más de 200.000 porciones elaboradas.
Este operativo se concretó en base a entregas semanales en cada uno de los departamentos que se beneficiaron de esta donación, en la que participaron desinteresadamente, 7 granjas productoras, 4 plantas de faena, 2 empresas distribuidoras, la Asociación de Faconeros y los Centros Coordinadores de Emergencia Departamentales (CECOED), con la coordinación de las Intendencias y en muchos casos, con la participación directa del Ministerio de Defensa Nacional.
Durante su disertación el ministro Bartol dijo que este será recordado como «El año de la solidaridad». Agregó que la capacidad productiva y la rentabilidad necesaria que tuvo la producción ganadera para responder en un momento de tanta necesidad, se debe a la excelencia, nivel tecnológico y compromiso del rubro.

Por otro lado, con el aporte de INAC se implementó la distribución de carne bovina, ovina y aviar, encomendado por el Poder Ejecutivo, que implicó una comunicación permanente con los niveles directivos, técnicos y operativos de INDA para la distribución semanal. Estas contribuciones se realizaron buscando no interferir con los proveedores habituales de INDA, dado que estas entregas se basan en la demanda incremental generada por la emergencia.
En carne vacuna se ha establecido el 50% de la demanda semanal y excepcionalmente, a pedido de INDA, el 70%. Para esta cobertura y para brindar transparencia se realizaron 10 llamados públicos e invitaciones a cotización de precios: 6 para carne vacuna, 2 para carne ovina y 2 para carne aviar, en los que han participado una decena de empresas proveedoras y distribuidoras. Tomando en cuenta todo el proceso, han participado más de 20 empresas. Estas coordinaciones, han implicado asimismo capacitación e intercambio con los responsables del área nutricional y técnica de INDA para el manejo de los cortes. En carne bovina se aportó aguja y paleta, en carne ovina pierna sin hueso y en carne aviar, pollo congelado.
De esta forma se cubrió todo el interior del país, ubicándose en los primeros lugares de demanda los departamentos de Artigas, Cerro Largo, Maldonado, Canelones, Paysandú y Tacuarembó.

Al cierre, Uriarte expresó: «En un llamado a la realidad, la batalla no está ganada. Estamos todavía en guardia peleando contra un enemigo común, que nos viene llevando de tiro. Todos nos necesitamos más que nunca y necesitamos mantener nuestras cadenas agroalimentarias libres del virus. Sigamos haciendo el esfuerzo y no bajemos los brazos. Dobleguemos esfuerzos para ayudarnos unos a otros».