MSP incorporará cirugía de estimulación cerebral profunda al Fondo Nacional de Recursos

CIRUGÍA

El Miniserio de Salud Pública (MSP) inauguró dos salas de cirugía en el Hospital de Clínicas y presentó un plan piloto de operaciones de estimulación cerebral profunda, para pacientes con enfermedad de Parkinson, donde las intervenciones serán financiadas por el Fondo Nacional de Recursos.

El titular de la cartera, Daniel Salinas, dijo que el nosocomio será centro de referencia para abordar esta patología. A su vez mencionó que se procura denominar este plan piloto Profesor Doctor Ricardo Buzo, en homenaje al profesional que inició el grupo de estudio de cirugía del párkinson en Uruguay.

El equipo de trabajo, que se desempeña desde 2006 y en el cual participó el ministro, lleva analizados 440 pacientes y operados 48 con total éxito. Debido a la importancia de este procedimiento, se tramita su incorporación al Fondo Nacional de Recursos en los próximos meses.

El jerarca aclaró, asimismo, que el programa de salud cerebral forma parte de una serie de acciones para tratar diferentes patologías neuronales. El objetivo es establecer al Hospital de Clínicas como centro de referencia para el abordaje de esta problemática.

El director del Hospital de Clínicas, Álvaro Villar, en tanto, consideró que con esta decisión se elige al nosocomio universitario, y al sector público, para desarrollar e impulsar las tecnologías y opciones de tratamientos más novedosos para la población.

Cirugías cardíacas y neurocirugías

Las salas de block quirúrgico que se inauguran se destinarán a cirugías cardíacas y neurocirugías, incluido el plan de párkinson.

El titular de la Cátedra de Neurocirugía de esa institución, Humberto Prinzo, explicó que la estimulación cerebral profunda es una cirugía de alta complejidad y que lleva varios meses decidir qué paciente es apto para recibirla. Añadió que requiere el implante de un dispositivo electrónico muy costoso, que, para colocarse en los núcleos del cerebro, precisa un equipamiento sofisticado.

También indicó que este tipo de cirugía se puede aplicar para los casos de epilepsia, trastornos psiquiátricos y de adicciones y que el 15% de los pacientes que padecen párkinson pueden acceder a ella.