Multas de hasta 1.238.000 pesos, clausura y denuncia penal para quienes realicen fiestas

Ayer, el presidente Luis Lacalle Pou anunció que el Gobierno emitiría un comunicado ante la preocupación que generan las fiestas de casamientos que se realizan en forma clandestina.

“Estamos preocupados, por ejemplo, por las fiestas que se están haciendo. Se están haciendo casamientos. No se puede hacer casamientos, tenemos que haber escarmentado”, dijo el mandatario.

Aseguró que hay casamientos de más de 100, 150 o 200 personas que se hacen en lugares particulares o boliches. “No se puede hacer. No hay que tirarle la cola al león. Venimos bien, pero no hay que abusar. Controlado está hasta que deja de estarlo; con conductas irresponsables estamos todos fritos”, dijo.

Esta mañana, el Ministerio de Salud Pública emitió el anunciado comunicado al respecto.”Recordamos a la población que, dado que continuamos en alerta sanitaria debido a la pandemia de la Covid-19, sigue vigente la obligatoriedad de no aglomerarse”, indica el MSP.

“Las fiestas autorizadas son aquellas que se celebran en establecimientos habilitados, con un límite de hasta 60 personas, una duración máxima de hasta 2 horas y media (con recomendación de que sean fiestas infantiles) y el cumplimiento de todas las medidas sanitarias del protocolo correspondiente”, recordó el MSP sobre los festejos habilitados tras acuerdo con los empresarios de los salones de fiestas.

En los casos en que las autoridades públicas constaten la “realización de fiestas en las que se pudiera poner en riesgo la salud de las personas por no cumplir con las normas establecidas”, habrá sanciones muy duras, y no solo económicas.

De acuerdo a la entidad de las infracciones, habrá multas que pueden ir de los $ 37.142 a $ 1.238.070 pesos (30 a 1000 UR), clausura de los establecimientos , sean públicos o privados, y denuncia penal.