Salinas y Paganini deberán explicar en el Parlamento la flexibilización en etiquetado de alimentos

 

La citación de Salinas y Paganini es ante la Comisión de Salud y partió de las diputadas frenteamplistas Lucía Etcheverry y Cristina Lustemberg.

Etcheverry dijo que espera de los secretarios de Estado “los argumentos que justifiquen un cambio que va contra toda lógica y recomendación de los expertos”.

Por su parte, Lustenmberg manifestó que el etiquetado frontal de los alimentos “no es un tema sólo de la industria y las empresas, es un tema sanitario de la población”.

“Se juega la salud de los niños y niñas por el alto índice de obesidad que tenemos”, advirtió le legisladora.

Decreto

A través de un Decreto, el Ejecutivo flexibilizó los límites de sodio, azúcares y grasas en los alimentos sólidos, por cada 100 gramos. El límite de sodio pasó de 400 miligramos (mg) a 500 mg, los de azúcares de 10 a 13 gramos, las grasas totales de 9 a 13 gramos y el límite de grasas saturadas pasó de 4 a 6 gramos.

La Alianza de la Sociedad Civil para el control de las Enfermedades No Transmisibles expresó su oposición a las modificaciones propuestas por el Ministerio de Industria ya que elevan la tolerancia a las cantidades de azúcar, grasas y sodio antes de advertir al consumidor de sus altas concentraciones.

“Era de esperar que el cambio en una política de salud pública la definiera el Ministerio de Salud Pública basado en información científica, libre de conflictos de interés. Sin embargo, nos vimos sorprendidos cuando el cambio en la normativa es propuesto por el Ministerio de Industria, Energía y Minería”, sentenció la Alianza de la Sociedad Civil para el control de las Enfermedades No Transmisibles.