Se realizó el primer encuentro de bomberos voluntarios de Uruguay

A instancias de la Dirección Nacional de Bomberos se llevó a cabo en la ciudad de Ecilda Paullier el primer encuentro de bomberos voluntarios con el objetivo de que los cuerpos voluntarios de todo el país pudieran compartir experiencias e información para potenciarse entre todos.
El director nacional de Bomberos, Ricardo Riaño, contó a UNICOM que este primer encuentro de los cuerpos de bomberos voluntarios era necesario para que los integrantes se pudieran conocer y tener un contacto directo, para que se pudieran ayudar entre sí, y conocer cómo ser autosustentables y así perdurar en el tiempo.
Actualmente hay 72 bomberos voluntarios distribuidos en siete departamentos: Salto, Paysandú, Río Negro, Rocha, Maldonado, Canelones y Montevideo, al tiempo que hay 27 solicitudes de aperturas de Destacamentos con bomberos voluntarios en distintas partes del país donde no los hay; de éstas, once ya están aprobadas y van a funcionar en un sistema mixto entre bomberos voluntarios con un bombero profesional en régimen de guardias de 24 por 48 horas.
Riaño indicó que se pretende dar un servicio de primera respuesta y rápida atención a fin de reducir los tiempos de llegada de los Destacamentos que están más distantes, los que contarán con equipamiento básico para extinguir un incendio y evitar que se propaguen e impedir que se cobren vidas.
“Estas conformaciones fueron posibles gracias a los avances a nivel de reglamentaciones que se dieron en los últimos meses”, explicó el Director y contó que hay una normativa vigente que regula los grupos: el Decreto 436/005 donde se establecen protocolos de actuación para los voluntarios en cuanto a conformación y organización, así como los aspectos que deben cumplir en materia de funcionamiento, operatividad y desarrollo. En este sentido, también se elaboraron protocolos y un código de ética para interactuar y trabajar con respaldo legal, aprobados por el Ministerio del Interior, que rigen a todos estos Cuerpos.
En los últimos meses los bomberos voluntarios han recibido equipamiento para el trabajo gracias a una donación de parte de la Fundación 9-1-1 de Estados Unidos, a través de la Organización No Gubernamental “Ensueño Lubolo”, que envió dos embarques con elementos de protección personal como sacos, cascos, botas, pantalones y equipos de protección respiratoria, así como también manguera y punteros.
Riaño indicó que cada ciudadano de nuestro país puede ser bombero voluntario y que para ello se debe solicitar en los Destacamentos de bomberos de cada ciudad o localidad un formulario donde deberá completar y después rendir diferentes pruebas de aptitud para las tareas de acuerdo a las edades de los interesados.
Allí se podrán realizar diferentes tareas, ya sea administrativas, internas, de mecánica y de combate en incendios, dependiendo siempre de los requerimientos de cada cuerpo y de acuerdo a la capacidad física de los ciudadanos que se postulen.