Gobierno se comprometió a no subir los impuestos, bajar el déficit fiscal y la inflación

El presidente de la República brindó una conferencia donde reafirmó que el presupuesto será austero, de ahorro y fuerte sensibilidad social.
Tras reunirse con todo el gabinete ministerial y los dirigentes políticos de la coalición multicolor el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, brindó una conferencia de prensa para informar sobre la Ley de Presupuesto que se llevará a la Cámara de Diputados para ser discutida sobre el presupuesto nacional para los próximos cinco años.
Acompañado de la titular de Economía y Finanzas y el de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Azucena Arbeleche e Isaac Alfie, Lacalle dijo, en primer lugar, que el presupuesto «obedece a un plan» que se desarrolló en la campaña electoral y que está, en líneas generales, acordado en el compromiso por el país.
Según dijo Lacalle, la Ley de Presupuesto «está condicionada por resultados de los gobiernos anteriores». «No vamos a decir que no se van a poder cumplir con los planes por los números. El presupuesto habla de ingresos y de egresos y sabemos que los ingresos provienen de los bolsillos de los uruguayos. No vamos a aumentar los impuestos, podemos cumplir el plan sin meterle la mano en los bolsillos a los uruguayos», aseguró.
En este sentido, dijo que el presupuesto es austero y de ahorro, que tiene como centro a las personas, la vida de los uruguayos tiene una «profunda sensibilidad social», tiene como uno de sus pilares la generación de empleo y tiene una fuerte apuesta a la generación de una vivienda digna para los uruguayos.
«Es un presupuesto que fortalece a la salud, a las históricas y a las que se están dando con más frecuencia, como es la salud mental; hace hincapié en las adicciones. Va a destinar recursos y obtener recursos para generación de infraestructura del país y generar la descentralización. Es un presupuesto realista y optimista», sostuvo Lacalle.
«Estamos convencidos de que, si generamos esos ahorros en los primeros tiempos, los números a los que se pueden referir van a ser números que nos autoimponemos (déficit e inflación) que van a tener una caída importante y, al mismo tiempo, esa parte del Uruguay que no va a ver su economía tocada. Es equilibrado, realista y de acuerdo con el plan», agregó.
La reiteración sobre hacer un presupuesto acorde al plan tiene que ver, según Lacalle, para generar confianza y cumplir con lo pactado. «Y esa confianza es lo que buscamos generar dentro de nuestras fronteras. Que el inversor diga vale la pena y que también en el concierto internacional para que Uruguay sea receptor de inversiones», detalló.
Antes de finalizar su discurso, Lacalle se refirió a las auditorías que realiza el gobierno y adelantó que en los próximos días habrá noticias. Algunas ya tienen resultado, otras se están generando, pero que se conocerán en el correr de los días.
Ya en la ronda de preguntas fue consultado sobre si se contará con el pedido del líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, sobre el aumento para militares. Lacalle respondió afirmativamente, pero explicó que eso era algo que estaba pautado en el compromiso por el país, documento que firmaron los líderes de la coalición en campaña.
Sobre el «recorte» de funcionarios públicos, dijo: «La reducción de la plantilla va por no llenado de vacantes. Estamos pensando algunos estímulos en lo que hace a la posibilidad de una excedencia. Las áreas sensibles no se van a tocar, no va a faltar un docente, una ambulancia, no se trata de afectar áreas sensibles, todos sabemos que en áreas del estado hay personal abundante. Nosotros tenemos la obligación moral de cuidarle el dinero a la población. Tenemos el deber de ser austeros y la confianza de prestar igual o mejor servicio de los que se venían prestando».
Por su parte, la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, dijo que aún no se pueden hacer estimaciones sobre la inflación, pero en base a los escenarios que tienen afirmó que a lo largo de este período comenzará a caer.
«En materia de actividad, la caída para este año la esperamos en el entorno de 3,5% que es la cifra que estábamos manejando. En mercado laboral, lo importante es el aumento del empleo, por lo tanto, el escenario base es la recuperación de empleo. Terminamos con un deterioro del déficit fiscal con un 6,5% y luego, a medida que se implementa el plan de ahorro, esa mejor gestión nos permite llegar a un resultado estimado de 4,1% del producto en el año 2021. El plan de mejora fiscal comienza a implementarse a partir del 2021 por la pandemia», concluyó Arbeleche.