Polémica en MRREE: viajes de Bustillo a Punta del Este y entrega de pasaporte a un narco

El Ministerio de Relaciones Exteriores (MRREE) vuelve a estar en el ojo de la polémica tras dos noticias que se publicaron este jueves. En primer lugar, una investigación del periodista Martín Natalevich para el diario El Observador informó que el titular de la cartera Francisco Bustillo utilizó el auto oficial del ministerio para ir a Punta del Este en verano en más de 20 ocasiones por motivos personales.

En tanto, el semanario Búsqueda informó que Cancillería le otorgó un pasaporte uruguayo a Sebastián Enrique Marset Cabrera, un uruguayo de 31 años, acusado de ser líder de una organización narcotraficante.

Sobre los viajes de Bustillo

El diario anteriormente mencionado informa este jueves que el ministro de Relaciones Exteriores utilizó el auto oficial para ir a Punta del Este en al menos 22 ocasiones, según el seguimiento que se pudo hacer en base a documentos públicos de la cartera. En este sentido, recogieron que todos los viajes fueron realizados en verano e implicó el pago de viáticos al chofer, que rondaron en los seis mil pesos cada viaje.

Fuentes del Poder Ejecutivo dijeron al medio anteriormente mencionado que el secretario de Estado vivió circunstancialmente en el balneario esteño junto a su familia y que esa es la razón por la que se trasladaba con frecuencia. Sin embargo, el motivo oficial que figuró en cada uno de los viajes para justificar el uso del auto fueron “reuniones de trabajo” o “reuniones con autoridades”.

Asimismo, según El Observador, las únicas tres apariciones públicas de Bustillo en Punta del Este fueron tres: el 17 de febrero, donde recibieron al presidente de Paraguay, y el 28 y 31 de diciembre cuando acompañó al presidente Luis Lacalle Pou a respectivas inauguraciones de proyectos inmobiliarios.

Finalmente, el matutino señala que estos gastos del ministro no condicen con la reducción de algunos costos de la cartera, que se vio visibilizado con acciones concretas, por ejemplo, el cierre de consulados y embajadas, el cambio de categoría de los destinos diplomáticos y la imposibilidad de cambiar la flota vehicular de las embajadas.

A comienzos de su mandato frente a Cancillería, Bustillo reivindicó la “diplomacia de cóctel” tan criticada por el excanciller colorado Ernesto Talvi. «Soy padre de familia, tengo dos hijas, me preocupo y mucho por ellas y la verdad es que el mal llamado cóctel son horas que pierdo de mi familia. Nada más lindo para todos nosotros que regresar a la casa para almorzar, cenar y compartir. Lo mal llamado cóctel son las horas que uno deja de estar con su familia. El mal llamado cóctel no es otra cosa que los almuerzos con distintos empresarios, distintos actores de la realidad nacional o en la realidad donde a uno le toca actuar», aseguró en ese entonces.

Pasaporte a un narcotraficante

Sebastián Enrique Marset Cabrera cayó en mano de las autoridades policiales de los Emiratos Árabes Unidos (EUA), en concreto, en Dubái en octubre del 2021. Las fuentes aseguraron que el hombre portaba un pasaporte paraguayo falsificado. Además, indicaron que, en octubre del año 2013, la jueza Adriana de los Santos lo había procesado con prisión. Fue en el marco de la Operación Halcón, por la que se incautaron más de 173 kilos de marihuana, 35 gramos de cocaína, armas, vehículos y dinero en efectivo.

En enero, mientras estaba retenido por las autoridades emiratíes, le fue otorgado el pasaporte uruguayo a través del consulado uruguayo en Dubái, según el semanario. En febrero el hombre fue dejado en libertad y fuentes del caso señalaron a Búsqueda que uno de los argumentos que presentó la defensa de este hombre fue que le había sido otorgado el pasaporte de nuestro país y que, por tanto, “no suponía un riesgo” ni que se trataba de un “delincuente de relevancia”, consigna Búsqueda.

Finalmente, el pasado 25 de febrero medios paraguayos dieron cuenta del allanamiento de un depósito destinado para la comercialización de la droga, cuyo propietario es este uruguayo y que estaría implicado en la organización criminal que traficaba drogas y lavaba dinero. Actualmente, el Marset Cabrera está prófugo.