Ventajas del Fideicomiso Rocha Crece Contigo 2021

El pasado viernes 9 de abril el Intendente Alejo Umpiérrez ha ingresado oficialmente a la Junta Departamental de Rocha para su análisis, el proyecto de “Fideicomiso Rocha Crece Contigo” (FRCC 2021) y Rocha “Plus”, relativo a la dotación de obras públicas de infraestructura a lo largo y ancho del departamento. Es un mecanismo sofisticado de financiamiento que persigue principalmente soluciones de alto impacto en la calidad de vida de los rochenses, concretando la mejora de la infraestructura municipal por medio del desarrollo de 33 proyectos de obra y empleo diversificados en los 4 municipios rochenses.

Pablo Rafael Verde Gaudiano, Abogado, Mba.

El financiamiento se proyecta ser obtenido a partir de los inversores institucionales que canalizan recursos provenientes de los Fondos de Ahorro Previsional (AFAPs, Caja de Jubilaciones, Pensiones de Profesionales Universitarios, Caja Notarial, etc…), y comprometerá la cesión de ¼ de los ingresos futuros correspondientes a la patente de rodados a través de SUCIVE, durante los próximos 15 años.

En caso de que este proyecto de fideicomiso obtenga el consenso de los ciudadanos rochenses para ser ejecutado, implicará una inyección de capitales en Rocha en el entorno de los USD 25 millones de dólares para ser aplicados a las diversas obras proyectadas durante los 15 años. En este sentido se logrará cumplir con los propósitos principales: la generación de fuentes de trabajo rochense, y el desarrollo de las obras de infraestructura, algunas de gran porte, todo lo cual contribuirá a dar un auténtico salto de calidad de vida y a la solución de complejas problemáticas de los rochenses en esta materia. Un sofisticado “shock” o batería de diversas soluciones, para abordar una problemática compleja de larga data.

En materia de generación de empleo, el proyecto FRCC 2021 prevé que el 75% de la mano de obra sea netamente rochense, tomando en cuenta que se estima que el 50% del importe de los fondos que ingresarán al fideicomiso sean aplicados para el pago de salarios.

Además, cabe destacar especialmente que el “Fideicomiso Rocha Crece Contigo” 2021 será administrado por la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), en su calidad fiduciario profesional. Esto por cuanto la comisión del fiduciario también ha sido objeto de una alta eficiencia en costos proveniente de la gestión de la negociación.

Típicamente, se fija una comisión al fiduciario profesional que ronda entre el 7% al 10%.

En este caso, el Director General de Hacienda del Gobierno Departamental cerró una comisión global a favor del fiduciario del 1.3% de los importes desembolsados, lo cual significa un logro muy relevante en materia de eficiencia de costos del proyecto.

Cabe describir sucintamente algunos elementos fundamentales del vehículo del fideicomiso público de administración de obras de infraestructura, para contribuir a un ameno acercamiento a sus generalidades, donde es aplicable en su totalidad la Ley de Fideicomisos N° 17.703 (LF). El artículo 1° de la LF define al fideicomiso como aquel negocio jurídico por el cual se constituye una propiedad fiduciaria.

El concepto también se lo vincula al del “Trust”, instituto jurídico de similares (no idénticas) características, proveniente del derecho anglosajón como instrumento utilizado por los miembros de la realeza británica para asegurar la sucesión del patrimonio del rey al príncipe, y que se traduce en la palabra “Confianza”. Así es que el negocio fiduciario está cimentado en el vínculo caracterizado por un altísimo nivel de confianza que fundamenta este tipo de encargo. Lo principal a tener en cuenta de esta estructura jurídica es la creación de un patrimonio autónomo de afectación, independiente y separado del patrimonio del resto de los sujetos intervinientes. Esto implica que el patrimonio fiduciario está blindado del ataque de los acreedores de cualquiera de los sujetos intervinientes.

De esta manera, se consagra como ventaja el aislamiento del riesgo de los participantes, individualmente considerados, respecto de la estructura del negocio fiduciario.

Los sujetos que intervienen típicamente son el fideicomitente, el fiduciario y el beneficiario. El Fideicomitente transfiere un conjunto de derechos de propiedad y/o otros derechos reales (o personales), que será el objeto de la propiedad fiduciaria, al fiduciario con el encargo de administrar la propiedad fiduciaria de conformidad con las instrucciones estipuladas por el Fideicomitente contenidas en la escritura del fideicomiso, en favor del beneficiario (encargo o cometido fiduciario).

El Fiduciario está obligado a restituir al beneficiario los bienes o derechos remanentes al cumplimiento del plazo o condición estipulada. El beneficiario puede ser un tercero, o también puede coincidir con la figura del fideicomitente.

Así las cosas, el Fideicomitente puede ser cualquier persona física o jurídica, pública o privada, en este caso es la Intendencia de Rocha (IDR), quien crea este patrimonio independiente, mediante la transferencia de bienes, derechos reales o personales, para constituir la propiedad fiduciaria. Es el obligado a abonar la remuneración al fiduciario y al reembolso de todos los gastos derivados del ejercicio de su función. La IDR cumple el rol de fideicomitente y beneficiario. A modo de ejemplo, para el caso del plan ROCHA PLUS, que uno de los tantos proyectos también contará con el aporte del Banco de Previsión Social (BPS) a efectos del desarrollo del residencial para adultos mayores en concreto, el BPS también tendrá el rol de fideicomitente y beneficiario.

El rol del Fiduciario profesional lo cumpliría la CND, quien recibe los bienes y derechos en calidad de propiedad fiduciaria, atribuyéndosele la calidad de propietario pleno pero limitado al encargo fiduciario. La CND sería responsable por llevar a cabo el encargo fiduciario, que consiste en la administración del patrimonio fiduciario autónomo de afectación en beneficio de la IDR, y a partir del patrimonio fiduciario, convocará a las empresas privadas a presentar sus presupuestos, y de ese elenco deberá contratar a las empresas que ejecutarán cada uno de los proyectos, controlar la ejecución de la obra y dar su certificación final.

El fiduciario nunca puede ser destinatario ni beneficiario de los bienes fideicomitidos. Hay prohibición legal expresa que la figura del fiduciario coincida con la del beneficiario. Tiene como restricciones principales la prohibición de garantizar los resultados del negocio fiduciario, y realizar cualquier operación, actos o contrato en beneficio o interés propio o de personas vinculadas (salvo autorización expresa del fideicomitente y beneficiario, conjuntamente). Además, el fiduciario es responsable por el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la ley y del negocio fiduciario con la prudencia y diligencia del buen hombre de negocios. De esta manera será responsable, frente al fideicomitente y al beneficiario por los daños y perjuicios causados por sus acciones y omisiones. Preceptivamente será responsable por los daños provocados, sin posibilidad de exoneración por ninguna vía, cuando actúe con dolo o culpa grave. De esta manera, son inoponibles contra el fideicomitente y el beneficiario, cualquier acto o contrato celebrado por el fiduciario en contravención a las restricciones legales o en exceso de sus facultades.

Se debe vigilar por el cumplimiento de las normas del derecho público que regulan a la IDR. Entre las principales cabe mencionar la intervención preventiva del Tribunal de Cuentas previo a la firma de cualquier documento, en las actuaciones correspondientes; intervención de la Junta Departamental; existencia de la reserva de la asignación presupuestal para disponer el aporte a fideicomiso, en la medida que se estuviera comprometiendo; controlar que la IDR tenga la posibilidad y el marco jurídico de actuación suficiente para fijar el objeto del fideicomiso, para lo cual se debe controlar la competencia, los cometidos, los poderes jurídicos, el principio de especialidad; de conformidad con el tipo de bien que se aporta, se deberá cumplir con los requisitos exigidos para su enajenación, por lo que requiere de la legislación correspondiente por medio del Decreto de la Junta Departamental; alto grado de respeto por los principios de publicidad, transparencia y concurrencia en la contrataciones y/o licitaciones que deberá llevar adelante el fideicomiso para cumplimiento de sus fines. En materia de rendición de cuentas y auditorías se dispone las rendiciones de gastos mensuales, y presentación bimensual del Informe de Rendición de Cuentas firmado por profesional y del Informe del Jerarca en representación de la CND. Finalmente, la auditoría de los estados financieros con informe anual.

Es preciso resaltar que dentro de la virtudes de transparencia pública del vehículo de financiamiento elegido, el fiduciario profesional, se encuentra sometido a la normativa bancocentralista, los controles que a estos efectos ejerce el Banco Central del Uruguay, lo cual implica una garantía adicional en materia de transparencia y control de la gestión de la empresa fiduciaria. Es decir, la empresa fiduciaria debe cumplir con estrictos requisitos que consisten por ejemplo en presentar al BCU periódicamente sus estados financieros en base trimestral, semestral y anual, así como los informes de auditorías contables correspondientes. Es decir, hay varios mecanismos de controles públicos y técnicos de muy estrictos cumplimientos, que dotan a la estructura de un alto nivel de transparencia en la utilización de los recursos comprometidos. Asimismo, hay controles externos en materia de seguimiento y monitoreo permanente del nivel de cumplimiento de las finalidades del fideicomiso.

¿Qué otros fundamentos tiene la IDR para elegir a la CND como fiduciario? Como veníamos de decir, la base del Fideicomiso es la confianza: la CND es una persona pública, que desarrolla su actividad en el Derecho Privado y cuyos funcionarios, siendo regulados por el Derecho Laboral, están alcanzados por las prohibiciones y responsabilidades de los funcionarios públicos. Tiene la calidad de fiduciario profesional, registrado ante el BCU. Cuenta con una vasta trayectoria en la administración de fideicomisos acumulando experiencia profesional en esta materia en más de 10 fideicomisos, cientos de obras y más de $ 6.000 millones ejecutados. Eficiencia en el mecanismo de contratación de la CND por la IDR, por medio de contratación pública directa al amparo de lo dispuesto por el art. 33 del TOCAF.

Como otras ventajas asociadas a la contratación de la CND como fiduciaria profesional se puede indicar que cuenta con una alta y diversificada calificación a efectos de la ejecución de las obras públicas. La ventaja de designar un equipo altamente especializado en múltiples disciplinas relevantes a la vida de un Fideicomiso, beneficia a todas las partes involucradas en la estructura. La CND conforma un equipo altamente calificado en el campo financiero, jurídico, contable bursátil, real state y de gestión de la administración pública que hará la diferencia basado en su experiencia y su know how requeridos para gestionar adecuadamente la administración de la propiedad fiduciaria, los activos que lo integran, la colaboración y estructuración del proyecto, así como la gestión procedimental en el área de seguimiento y control de los pliegos y procedimientos de las licitaciones o llamados competitivos para la realización de los proyectos en el ámbito del derecho privado, así como de la supervisión y certificación de obras, a través de su comité técnico.

Se puede señalar como diferencial el talento y los recursos especializados para la conducción de su función exitosamente en el apoyo para complementar las capacidades técnicas y administrativas para la gestión de proyectos, en la mejora de la capacidad de ejecución, régimen tributario neutro y, el compromiso en la vigilancia del enfoque puesto en el interés superior del Fideicomiso Rocha Crece Contigo.

Caben resaltar los beneficios tributarios como una ventaja adicional de aliento a las empresas privadas a que sean adjudicatarias de las licitaciones para llevar a cabo los proyectos del FRCC 2021. Esto por cuanto “estarán exoneradas de toda obligación tributaria que recaiga sobre su constitución, su patrimonio, su actividad, operaciones y sus rentas.” Y puesto que es una actividad promovida por la Ley de Promoción de Inversiones, goza de la exoneración del IRAE, del ITP de IVA en la importación de bienes. Asimismo, se prevé el crédito de IVA para la adquisición de bienes y servicios (certificados de crédito fiscal asimilables a los de exportación).

Llegando al final, se puede decir que los beneficiarios finales del “Fideicomiso Rocha Crece Contigo” son cada uno de los rochenses y todo Rocha a la vez. Por este motivo, se abre una oportunidad inigualable como quizás hace décadas tuvo Rocha alguna vez, de limar criterios, llegar a consensos y encontrar espacios comunes, desprovistos de subjetividades, pero llenas, por qué no, de los colores de todas las banderas partidaria, para dar un auténtico salto de calidad en la vida de los rochenses.

Tomando en cuenta que son 15 años de vida del proyecto se necesitará la adhesión de rochenses de distintas banderas partidarias, pero analizando la envergadura de semejante proyecto, la bandera que debe primar y ondear más alto es aquella que tiene el Sol de la Patria, Naciente. ¡Viva Rocha!