MARCO GIORGI : El surfista de La Paloma le dio a Uruguay su primer triunfo de la historia en el Circuito Mundial de Surf.

  • La victoria en el QS 3000 de Portugal actuó como un gran alivio para el uruguayo que venía peleando duro para poder mantenerse. En la foto recibe el abrazo, ni más ni menos, del finalista que acaba de ser derrotado, su amigo, Thiago Camarao.
  • Todas las fotos: WSL/Poullenot

Marco Giorgi aliviado por su victoria: ‘Ya no tenía nada de dinero en el banco (…) Estaba muerto’

En cinco días mágicos el uruguayo pasó de la posición 256 del ranking a la 23, y ganó 12.000 dólares que le dieron un buen respiro.

Hasta hace una semana, uno podía decir sin temor a equivocarse que el uruguayo Marco Giorgi pasaba por el peor momento de su carrera como surfista profesional. Sin patrocinio principal, sin dinero en el banco y en el puesto 256 del ranking (cuando en el mismo momento del año pasado estaba en el top 20 y cobrando un saludable sueldo mensual del sponsor de toda una vida).

Después de una pierna australiana para el olvido, en la que invirtió un montón de dinero y le rindió dos torneos en la 121ª posición (por primera vez en su vida mostrándose muy frustrado tras perder) Marco se fue a Indonesia, se metió unos tubos increíbles, viajó por las Mentawai y volvió a su casa renovado.

Con los últimos pesos contados, con tablas ya a la venta en redes sociales para juntar dinero, se fue a un QS 3.000 en Portugal.Lo que tienen estos torneos es que en términos de dinero y puntos, sirven solo si uno se ubica entre los cuatro primeros. Por debajo de eso, puede ser un buen resultado, pero es dinero perdido (se invierten 2500 para ganar 2000).

En ese juego del todo por el todo, en la semana que cumplió 29 años, Giorgi no solo dio un manotazo de ahogado sino que se paró en un yate con Veuve Clicquot en las hieleras y una fiesta en su honor. Ganó el torneo y pasó del puesto 256 al 23.

Con 12.000 dólares más en el banco, su primera victoria de un evento de la WSL en su currículum y un alivio más grande que una casa, Marco habló con Surfline.

La victoria vino en un momento muy especial, sin patrocinador principal y con poco dinero en el banco. ¿Cómo te sientes considerando todas estas cosas que deben haber presionado bastante?
Ya no tenía nada de dinero en el banco. Estaba vendiendo tablas y trajes para bancarme y quedarme bien tranquilito para pagar la pierna de Sudáfrica y California que es recontra caro. Así que estaba muerto, sin dinero… Y claro que todo esto es una presión, yo lo sentí así en Australia. Gasté mucha plata y no gané un centavo; fue la primera vez en mi vida que competí así y no pude con la presión. Me aplastó, no pude surfear tranquilo. Surfeé pensando en cuentas, pensando en la tarjeta de crédito.

Acá (en el evento de Santa Cruz) por alguna razón me sentí más tranquilo, más confiado; con las cosas fluyendo, yendo para mi lado, que fueron creciendo, y por eso fue creciendo la confianza y no sé, parece que me olvidé de la presión y de todas las cuentas y problemas financieros y empecé a surfear y a pensar en el momento, a concentrarme mucho y estar presente y por suerte me salió todo bien.

Después de varios años dando vueltas al mundo, esta es tu primera victoria en el circuito, ¿qué tal se siente?
Fa, el sentimiento de ganar es increíble. En el mundo del surfing se pierde mucho más de lo que se gana… El sentimiento de estar en lo más alto del podio es increíble, todavía no lo puedo creer, así que no sé que decir, estoy que no puedo creerlo.

¿Qué te sucedió en Australia?
Australia fue la frustración de surfear pensando en números, pensando en que si no pasaba la batería no pagaba las cuentas, y fue algo que nunca lo había hecho en mi vida porque siempre tuve patrocinio. Entonces, cuando me pasó de quedarme sin sponsor e ir a Australia a competir, no lo pude superar y fue horrible…

Aunque siempre fui positivo… Me dolía un poco la rodilla, entonces iba con poca confianza por la lesión y poca confianza por saber de las cuentas que tenía que pagar y todo eso se sumó e hizo que no pudiera surfear bien.

“Parece que me olvidé de la presión y de todas las cuentas y problemas financieros y empecé a surfear y a pensar en el momento, a concentrarme mucho y estar presente y por suerte me salió todo bien”
–Marco Giorgi 

Fue tu cumpleaños el 26 y según dijiste eso dejó el tono pronto para una semana positiva. ¿Cómo fuiste viviendo el día a día y en qué momento sentiste que esta vez podrías finalmente ganar después de varias finales y semifinales?
Sentí que la energía era super positiva. Además antes de salir había estado en el casamiento de un amigo antes de volar y vi un montón de gente querida, de familia, y eso me cargó las energías, creo.
Estuve bastante positivo esa semana. Y fue difícil porque nunca estuve en un torneo que tanta gente me dijo que iba a ganar el campeonato. Hubo gente que me lo dijo dos semanas antes, otros una, otros durante el campeonato y hubo gente un día antes, obviamente… Y hay que tener cuidado con eso porque cuando la gente te dice eso te podés salir del momento y pensar que ya está y la cosa es batería por batería.

Y cuando llegué a la semi fue todo vivir el momento. En la final tuve un momento en el que tuve que calmarme, tuve la victoria en mis manos y no quería perderla, pero tampoco me tenía que desesperar.

Creo que uno de los aprendizajes más grandes fue estar presente en el momento, no estar preocupado por otras cosas y preocuparme por lo mío.

Y, ¿qué puedes decir de Thiago, que acababa de perder y se puso a cargarte?
Thiago es uno de mis mejores amigos y él sabe que yo soy un luchador, él también lo es y sabe de verdad todo lo que nos costó estar ahí, y es un genio. Lo respeto mucho como surfista y también lo respeto mucho como amigo y como compañero… Siempre fue positivo en toda mi carrera, somos muy próximos, muy amigos y aquello fue un momento increíble, muy lindo, creo que fue muy lindo para el deporte en general.

Para ti, la última ola de Kanoa en la fundamental serie de cuartos de final, ¿fue un 5,91?
Lo que pasó en la batería de Kanoa fue lo siguiente: El 6,8 fue muy bajo. No es que la ola de él no era un 5,9, era un 5,9 si me preguntas a mí, pero como mi 6,8 fue muy bajo, los jueces tuvieron que equilibrar eso.

Demoraron para dar los puntos porque vieron las dos, y compararon las dos olas con mis dos olas, y ahí claramente ganaba. Entonces, me dieron bajo el 6,8 pero tampoco le dieron el 5,9, porque no lo merecía. Yo la ganaba esa batería, tenía dos olas sólidas y el loco tenía un 8 y otra ola que no era nada increíble.

¿Duele un poco ahora que tenés un resultado sólido perderse el QS 6.000 de Japón por ir a los ISA?
No me importa perdérmelo, el año pasado estuve en Japón y me pareció increíble el lugar y todo, y no sé, no me coparon las olas y creo que no pasa nada que nos perdamos un campeonato, lo que importa es enfocarse en los 10.000 y perderse un 6.000 no me va a cambiar la vida.

Tampoco es el lugar que más me destacaría, prefiero enfocarme en Ballito que sé que siempre hay olas y para Huntington que da mucho más puntos y también, estoy feliz de representar a la selección, ya dije que iba a ir, me comprometí y voy a ir feliz y al 100% al ISA sin pensar en perderme el campeonato. Quiero ir al ISA para representar bien y ganarlo.

Tiene que ser especial sacarse la espina de ganar un evento del tour mundial, ¿cómo lo vivías antes y cómo lo vivís ahora? Es increíble ganar un campeonato a este nivel. Ganarle a integrantes del WCT, a puro monstruos que han ganado campeonatos gigantes… Es mi primera victoria profesional, es gigante esto para mí. Y es más, hay gente que vive una carrera entera de surfista profesional y nunca gana un campeonato profesional.

Esto me da tranquilidad, me da mucha confianza y me enseña a ganar un campeonato, porque es algo que yo nunca había vivido. Ahora ya lo viví y aprendí, y sé para la próxima lo que hay que hacer.

Tu madre escribió en Facebook un post muy tierno en el que habla de tu disciplina y de cómo esto es fruto de eso. ¿Qué le dirías a tu madre y a todas las personas que siguen tu carrera y celebran lo que acaba de suceder?
Mi vieja es la que más me apoyó toda mi vida, estuvo al lado mío toda mi vida y apoyándome con el surfing, nunca dudó de mí. Sabe de mis batallas, de mi día a día, de mi lucha, siempre estuvo al lado mío, siempre me apoyó y la verdad es que le debo mucho a ella por siempre apoyarme y siempre estar a mi lado.   Sin ella no estaría acá, creo que mi vieja es mi gurú total, y tener ese apoyo de mi madre y también de mi padre, es algo que no tiene precio, y ella sabe. Escribió eso porque ella sabe lo que vivo yo todos los días.

El surfing es un deporte que no es fácil, es un deporte lindo, es un deporte saludable pero vivir de él no es fácil. No remunera bien, no pagan bien, no es justo muchas veces, entonces ella sabe lo difícil que es y lo siente porque soy su hijo y me ve todos los días en esa lucha.

 

FUENTE : ENTRE LINEAS