Hermanos de La Pedrera generan un punto de encuentro entre los habitantes del lugar a través de un POS

Washington y Gerardo García levantaron una ferretería que se convirtió en el centro de la localidad para sus habitantes al ser el primer comercio del balneario que incorporó un POS que permite el retiro de efectivo.

Washington y Gerardo García nacieron y se criaron en La Pedrera, Rocha. Amantes del balneario y apasionados por ayudar a la gente de su pueblo, nunca salieron de allí y siempre apostaron por su gente. Los hermanos decidieron tener una ferretería la cual con esfuerzo y determinación comenzó poco a poco a dar sus números. Sin embargo, tanto Washington como Gerardo percibieron que algo le hacía falta al comercio: contar con pagos digitales.
La necesidad de servicios financieros en la localidad era una piedra en el camino para potenciar el comercio. Así como hicieron cuando abrieron el negocio, los hermanos se tiraron al agua nuevamente y decidieron contratar un POS. La jugada les salió perfecta: hoy en día, la ferretería es un punto de encuentro para los habitantes quienes pueden acceder a todos los beneficios de los pagos digitales, entre ellos, el retiro de efectivo.
“Somos el único local en todo el balneario que brinda la posibilidad de retirar efectivo”, indicó Washington, quien además sostiene que el POS “ha andado muy bien. Hay gente que cuando retira dinero ve algo y se lo lleva, desde que lo implementamos las ventas comenzaron a crecer. Ha sido un gran beneficio para la empresa”.
La Pedrera cuenta con una población de casi mil personas pero, pese a ser uno de los balnearios más concurridos durante el verano, hasta la llegada de Resonance, la empresa que brinda servicios digitales, no contaba con un cajero automático lo que obligaba a sus habitantes a trasladarse a La Paloma a doce kilómetros.
La falta de cobertura de servicios financieros que existían en La Pedrera y que también ocurrían en otras localidades fueron percibidas por Resonance que decidió hacer una iniciativa que ofreciera una solución a este problema.
“Los POS son una herramienta que ofrece un servicio íntegro”, explica con satisfacción Paul Beare, el director de Resonance. Las corresponsalías financieras ayudan a las poblaciones ya que reducen el uso de efectivo, aumentan la seguridad y evita que los locales realicen traslados de larga distancia. Así como Belky y Lorena, ya son más de 3000 los comercios de cercanía que cuentan con la posibilidad de hacer pagos digitales gracias al proyecto que llevaron a cabo Resonance junto a BID Lab (Grupo BID) en el interior del país. “Los POS están generando un impacto interesante”, concluye Beare.