Inés Remersaro: “Este será mi último año en la natación de alto rendimiento”, confesó

 

La nadadora uruguaya Inés Remersaro buscará clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio en lo que será su último año en el alto rendimiento, ya que luego se retirara: “es una decisión que ya está tomada”.

La dos veces olímpica en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, vivió meses “muy especiales”, ya que la pandemia por el COVID-19 la obligó a parar sus entrenamientos en marzo del 2020 y luego retomó, transformándose en una nómade por las piscinas nacionales.

“Empecé en una de agua corriente que se consiguió para entrenar al menos una hora para volver a tener contacto y después pasé por las del hotel Radisson y Hebraica y Macabi hasta que en diciembre se volvieron a cerrar las piscinas bajo techo”, contó.

“Allí gracias a la gran disposición del Circulo de Tenis entrené en su piscina abierta y a mediados de enero pude volver a Biguá”, relató y dijo: “me la rebusqué ante las adversidades para poder realizar lo planificado”.

“Las condiciones de trabajo no fueron las ideales en un año olímpico, pero es la realidad que tocó vivir y en base a eso hay que adaptarse. Hay cosas que podía controlar y otras que no, por eso traté de enfocarme en las primeras”, expresó.

Sudamericano

Remersaro será una de las uruguayas presentes en el Sudamericano de natación que se iniciará el próximo 14 de marzo en Buenos Aires, volviendo a la acción luego de un largo periplo de espera.

Su última competencia fue en marzo de 2020 en Estados Unidos, algo sobre lo que reflexionó: “no competir no es lo ideal, te falta ese testeo, la adrenalina, poder medirte ante otros nadadores, pero es un obstáculo más a superar”.

“El Sudamericano servirá para saber donde estoy parada y a partir de eso corregir, con la intención de aprovechar todo en alguna competencia posterior donde vaya a buscar un tiempo”.

Para clasificar a los Juegos Olímpicos por vía de la universalidad, deberá ser la deportista uruguaya que más se acerque a la marca mínima exigida por la Federación de Natación, meta por la cual están peleando varias celestes.

“Sería la frutilla de la torta estar en Tokio, mi última gran competencia en la carrera”, expresó sin dudar la deportista.

Decisión tomada

Remersaro había pensado poner fin a una exitosa carrera en la natación en el año 2020, pero la crisis sanitaria cambió sus planes y objetivos.

“No me quería retirar con la pandemia, sin poder competir, ni los Juegos como objetivo, decidí seguir un año más. No era el desenlace que esperaba después de tantos años en este deporte, por lo que aposté al 2021”.

“No quería que me retire la pandemia”, dijo la nadadora de 28 años: “vaya o no a los Juegos, quería tener ese año competitivo para procesar el retiro. Este será mi último año en la natación de alto rendimiento, eso lo tengo decidido”.

Por último, consultada sobre su futuro, no dudó en decir: “quiero seguir vinculada al deporte, no como entrenadora, pero si como gestora, desde otro rol”