Genocidio en Gaza: No hay tregua, agua ni comida

Se frenó la negociación por un alto al fuego. Un niño chico de 10 años fue asesinado de un balazo en la cabeza por tropas de Israel en una aldea cisjordana.
El número de muertos en la Franja de Gaza por la ofensiva militar israelí ha superado los 30.500 mas 7.000 desaparecidos bajo escombros, la mayoría de ellos civiles, mientras los supervivientes enfrentan la cada vez más profunda crisis humanitaria sin que Israel y el grupo islamista Hamas puedan llegar a un acuerdo de tregua.

«Al menos 19 civiles murieron en ataques aéreos israelíes que tuvieron como objetivo diferentes zonas de la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, y el campo de refugiados de Nuseirat, en el centro» del enclave palestino, informó la agencia oficial de noticias palestina, Wafa.

Además, «decenas de civiles murieron y decenas más resultaron heridos en un bombardeo israelí contra una casa del barrio Zaytun» de ciudad de Gaza, donde el Ejército concluyó una incursión de dos semanas en la que mató a un centenar de supuestos milicianos, añadió.

La muerte de niños naturalizada

Entre los datos más escalofriantes informados por el Ministerio de Sanidad de Gaza, entre los muertos hay 13.430 niños -19 de los cuales murieron en los últimos días por desnutrición y deshidratación-, 8.900 mujeres, 364 empleados del personal médico y 48 rescatistas, según la misma fuente. Y entre los supervivientes, de los cuales dos millones están desplazados, hay 17.000 niños huérfanos de uno o ambos padres, 700.000 contagiados por algún brote epidémico, 60.000 mujeres embarazadas en riesgo por falta de acceso a la atención médica, y 350.000 pacientes crónicos en riesgo de morir por no recibir medicamentos.

La escasez de agua potable en la Franja ha disparado los casos de diarrea y enfermedades cutáneas entre niños y ancianos, denunció este lunes Médicos Sin Frontera desde Rafah, donde está la mayor parte de la población gazatí desplazada.

La ayuda humanitaria que aporta la comunidad internacional por aire y tierra no ha sido suficiente para evitar la hambruna entre los gazatíes, que además tienen que lidiar con el constante miedo a perder la vida, con el hacinamiento en carpas a la intemperie, el colapso de los hospitales y la falta de medicinas y electricidad.

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Dennis Francis, definió la situación en Gaza como «catastrófica, inconcebible, vergonzosa». Francis intervino en la apertura de una sesión especial de la Asamblea convocada para que EE.UU. explicara su último veto del 20 de febrero en el Consejo de Seguridad -el tercero desde que comenzó la guerra en Gaza- a una resolución que reclamaba un alto el fuego incondicional e inmediato.

Sin acuerdo de tregua

Los mediadores (representantes de Qatar, Egipto y EE.UU)están en El Cairo tratando de lograr un acuerdo de tregua antes del mes sagrado musulmán de Ramadán (que inicia el próximo 10 marzo) para aliviar las condiciones de los civiles en Gaza y la liberación de los rehenes.

Fuentes cercanas a las conversaciones en condición de anonimato que la delegación de Hamas se ha negado a anunciar los nombres de los rehenes que siguen con vida en Gaza, como lo exige Israel, que retiró a su representante de la mesa de negociación.