“Hasta 39 grados”: meteorólogo anunció la primera ola de calor del verano desde el jueves Mario Bidegain expresó que El Niño está en su fase de retiro, por lo que también dio el pronóstico para febrero.

Llora el team invierno

Esta semana termina enero, y con el fin de este mes y el inicio de febrero hay una ola de calor anunciada, que es la primera de este verano según el meteorólogo Mario Bidegain. Según indicó en el programa Primera Mañana el verano pasado, a esta altura del año, ya habían habido “dos o tres olas de calor importantes”.

De acuerdo con el meteorólogo, esta será “la primera semana de verano intenso” en el país, y ya a partir de este lunes habrá “un ascenso paulatino de las temperaturas”. “Posiblemente” el jueves será el “día más cálido”, con temperaturas en Montevideo que lleguen a los 36°C, mientras que en el litoral oeste pueden llegar a los 39°C. Bidegain señaló que las altas temperaturas en días consecutivos “configuran una ola de calor”.

Según el pronóstico de Inumet, y cómo ya había señalado Bidegain, el día más caluroso en Montevideo será el jueves 1 con 22°C como mínima y 35°C como máxima, y con bajas probabilidades de lluvia.

En el noroeste, a partir del jueves hasta el domingo habrá una máxima de 36°C con pocas probabilidades de lluvia, aunque el domingo hay más chances de precipitaciones. En el noreste, el jueves habrá un pico máximo de 35°, que subirá y bajará el resto de los días, pero siempre por encima de los 32°.

El suroeste tiene un pico máximo de 38°C el viernes, aunque ya empieza con las altas temperaturas a partir del martes con 35°C como máxima. Hay pocas probabilidades de lluvia.

El pico máximo de temperatura del centro sur será el domingo con 38°C, y el miércoles ya empiezan las temperaturas por arriba de los 35°C. También hay bajas probabilidades de lluvia.

Recomendaciones ante las altas temperaturas

El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) tiene varias recomendaciones frente a una ola de calor o días de altas temperaturas.

Cuando la sensación térmica es elevada, Sinae recomienda:

  • Evitar permanecer al aire libre entre las 11.00 y las 18.00.
  • Beber líquidos en abundancia, aunque no se tenga sed. Llevar agua fresca cuando deba trasladarse.
  • Usar sombrero, ropa ligera, calzado liviano, lentes de sol con filtro y protector solar factor 30 o más.
  • No consumir bebidas alcohólicas.
  • Evitar las comidas copiosas y calientes. Consumir frutas y verduras en porciones pequeñas y frecuentes.
  • Mantenerse informado/a sobre pronósticos, estado del tiempo y advertencias de las autoridades.
  • Tomar especiales precauciones con las personas más vulnerables (menores de seis años, mayores de 65, personas que realizan tareas al aire libre, personas con ciertas enfermedades como hipertensión, diabetes, obesidad, alcoholismo, personas con discapacidad, etcétera). – Mantener los alimentos refrigerados y extremar las medidas de higiene.
  • Ofrecer líquidos a los niños y pecho a demanda a los lactantes.
  • Evitar la permanencia de niños, personas adultas mayores y mascotas en el vehículo cuando esté estacionado.

El Sinae advierte por posibles excesos de calor, que sucede cuando hay un calentamiento anormal en el cuerpo por un período relativamente breve. Por lo tanto, informa sobre los distintos síntomas a los que estar atento: calambres, agotamiento, dolor de cabeza, náuseas y/o vómitos, deshidratación, caracterizada por piel y boca secas, decaimiento, ojos hundidos y sed intensa, presión arterial baja y pulso rápido y, en el caso de los lactantes, llanto sin lágrimas y la fontanela (mollera) hundida.

Si se identifican estos síntomas, se recomienda: permanecer en un lugar fresco y sombreado, tomar una ducha o refrescarse con paños húmedos y fríos en la cabeza, cuello, axilas y región inguinal, beber líquidos fríos y si con estas medidas no mejora, consultar a la brevedad con un servicio médico.

También advierte por posibles golpes de calor, que sería la situación más extrema de calor. Los cuadros graves se caracterizan por:

  • Temperatura corporal mayor a 40 grados.
  • Piel caliente y roja.
  • Inestabilidad al caminar.
  • Mareos.
  • Somnolencia, confusión, delirio o convulsiones.

Por lo tanto si se presentan estos síntomas, recomiendan solicitar atención médica urgente y mientras se aguarda la asistencia, tomar las siguientes medidas:

  • Colocar a la persona en un lugar fresco y sombreado.
  • Refrescar el cuerpo con paños húmedos y fríos.
  • Si la persona está consciente, colocarla con la cabeza más elevada que el resto del cuerpo y ofrecerle líquidos fríos.
  • Si la persona se encuentra inconsciente, no darle líquidos, colocarla de costado con piernas flexionadas.